Las 10 rocas que desafían la ley de la gravedad

No te pierdas las piedras que parecen jugar a no caerse. Toneladas de peso sobre un fino equilibrio.

Se encuentran entre esas maravillas únicas de la naturaleza: son enormes rocas, tan delicadamente equilibradas que parece que están a punto de caerse. Algunas pueden estar así miles de años, aunque la esperanza de vida de algunas de las que te traemos más abajo puede parecer algo menor. ¡Anímate descubrir el 'Rock&Roll' de la naturaleza!


¿Tienes una foto de una roca a punto de caerse? Compártela con el hashtag #balancedrock en Instagram o Twitter porque las mejores las mostraremos al mundo entero...


Sigue leyendo y descubre nuestra lista de 10 rocas que parece que se van a caer en cualquier momento:

Balanced Rock Park (EE.UU.)

Con más de 15 m. de altura y 40 toneladas de peso, esta roca tallada por el viento se sostiene a duras penas por un pedestal de solo un metro y 43 cm de extensión. A nosotros tampoco nos gustaría estar debajo por mucho tiempo.

Hoodoos en desierto de Ah Shi Sle Pah

A primera vista puede parecer una colección de hongos, pero el arcoíris delata el tamaño de las formaciones. Llamadas 'Hoodoos', estas altas y puntiagudas rocas se forman en desiertos áridos. La piedra que se balancea en lo alto es mucho más dura que el resto y sirve para proteger la columna de los elementos de la naturaleza.

Mushroom Rock State Park (EE.UU.)

Situada en la región de Smoky Hills del centro de Kansas, este parque es conocido por sus formaciones rocosas en forma de hongos, que también son como especies de pináculos formados por la erosión. Aunque, obviamente, es una fuente de estudio para los geólogos, tampoco necesitas ser un experto en rocas para preguntarte: ¿son formaciones naturales o es obra de alguien que lo ha hecho en otra vida?

Balanced Rock, Jardín de los Dioses

¿Qué haría falta para empujar a esta Diosa de las rocas? Estamos casi seguros de que no mucho. Mejor no poner la mano debajo, por si acaso...


Este exclusivo peñasco es parte del Jardín de los Dioses de Colorado, un desierto único que fue el hogar de muchas tribus nativas americanas durante más de 3.000 años. Mira con atención y en la roca podrás ver historia de eras pasadas, desde los antiguos mares hasta las playas de arena, pasando por montañas enterradas.

Kannesteinen rock, Noruega

A pocos metros de la orilla, una estatua con forma de aleta de ballena homenajea inconscientemente a los animales que vagan en esa latitud del océano. A veces, la naturaleza hace cosas fuera de los límites del ser humano. Esta hermosa roca hecha por la mano del mar es, sin duda, un ejemplo de ello.

Marble Canyon, Arizona

Llamada así por sus rocas de colores. Marbie Canyon es famosa por el rafting y la pesca. Es un buen lugar para hacer algo de trekking y explorar la naturaleza, pero abrir tu tienda de campaña a la sombra de esta preciosidad no creemos que sea la mejor idea.

Krishna’s Butter Ball, India

Podríamos perdonarte si fueras a este sitio y no trajeras una foto. ¿Por qué? Parece que en cualquier momento va a obedecer las leyes de la gravedad y comenzará a rodar, y no queremos que simules a Indiana Jones en la escena más famosa de sus películas.

Roca del desierto de Ténéré

Ubicada en uno de los desiertos menos conocidos del planeta, el Ténéré abarca un enorme tramo del Sáhara (como 400.000 km2) desde el noreste de Níger hasta el oeste del Chad. Además, es una de las zonas más inhóspitas, con temperaturas diurnas que llegan a los 42ºC con cierta facilidad.


El viento cálido y polvoriento conocido como Harmattan sopla todo el año y es uno de los responsables de crear rocas tan singulares como esta.

El Capitán (el otro), EE.UU.

Si te nombramos 'El Capitán', te perdonamos que pienses en las grandes paredes de 1.000 m. del Parque Nacional de Yosemite.

Pero lo pequeño también es bonito, y la roca del Parque Nacional de las Montañas de Guadalupe (Texas) no son menos impresionantes, especialmente ésta sobre un equilibrio precario.